En España, específicamente en Barcelona, se llevó a cabo el primer concierto musical masivo en plena pandemia de COVID-19. Acá te contamos todo lo que se hizo y se hará.

Luego de más de un año sin conciertos masivos en vivo, el mundo vivió este sábado el primer recital, con 5.000 personas presentes, en plena pandemia de COVID-19.

Sucedió en Barcelona, donde las autoridades autorizaron el recital del grupo catalán de Indie-Pop, Love of Lesbian, donde los organizadores tuvieron que cumplir con estrictísimas medidas de protección.

El Pla territorial de protección civil de Catalunya (PROCICAT), luego de pensarlo mucho, decidió dar luz verde a esta especie de experimento que fue seguido en todo el mundo, como una luz de esperanza para retomar la normalidad, en medio de las vacunaciones contra el coronavirus.

El Palau de Sant Jordi de Barcelona se transformó en una verdadera burbuja sanitaria, hasta donde los asistentes debían cumplir una serie de requisitos para ser parte del show.

La entrada otorgaba el derecho a un test de antígenos y una mascarilla profesional, la cual no debía ser retirada en ningún momento mientras se estaba dentro del palacio. Tampoco se vendía comida ni se podía consumir nada que hiciese necesario sacarse el tapabocas.

Este es el concierto más emocionante de nuestras vidas, el mundo entero nos observa, por favor no se saquen el barbijo (mascarilla). Con todo lo que se ha hecho para que vosotros estéis acá, es más seguro estar dentro del palau que afiera en la calle”, dijo el vocalista de Love of Lesbian antes de comenzar la primera canción.

Las autoridades españolas calificaron como todo un éxito el experimento, donde de las 5.000 personas, sólo se identificaron seis casos positivos de coronavirus. Además, se hará un seguimiento sanitario a cada uno de los asistentes, por lo que, en 7 a 14 días, habrá resultados finales.

Sin dudas, una luz de esperanza para que regrese algo de normalidad.