El nuevo trabajo del inquieto músico oriundo de Lontué, Rulo Ortiz, fue estrenado el 26 de Julio en diversas plataformas digitales, donde, en palabras del artista de 28 años, se presenta un “Viaje musical hacia la madre naturaleza”

“Lladkün”, en su traducción desde la misma “Lengua de la Tierra”, significa tristeza o sentir pena. Y eso es lo que refleja esta pequeña pero ambiciosa obra. Un viaje desde el Funk Rock, hasta una sinfonía llena de poesía, sangrante de dolor, al ver la madre naturaleza morir por nuestra indiferencia.”

El artista define su obra de la siguiente forma: “Lladkün es una obra que narra la rabia que nace, al ver la Madre Naturaleza ser destruida constantemente por los humanos. Esa naturaleza que aun así nos mantiene, y nos regala sus frutos. Mi música viene directamente de allí. Sin los bosques, las flores, sin los animales cantores, yo no podría encontrar la inspiración. Por eso es que esta obra sirve como crítica social, pero guiada por una poesía rabiosa y apenada. Soy escritor, y la poesía se une con la música para llevar algo, un mensaje de piedad.” 

“Desde Cero” tuvo que partir Rulo: El Poeta Irreverente. Con un disco a cuestas, decidió lanzarse hacia el complejo trabajo de orquestar una obra, proceso que él mismo afirma “Fue largo pero bonito”. La extensión de esta canción está dividida en cinco actos.

El primer movimiento se titula de la misma forma que el tema, funciona como una obertura y expone lo que viene a ser la principal posición del artista: “Nada le importa a la gente lo que el mundo está pasando”. A esto lo secunda el acto número dos, llamado “Libre y Pura”, donde se profundiza en el daño inconsecuente por parte del ser humano hacia la tierra y además denuncia al “héroe que quiere ayudar en la red social para figurar”.

El tercer acto titulado “Tristeza” nos cuenta con serenidad, desde la posición de la misma madre tierra, como esta ha sido traicionada por el ser humano gracias al afán de tener más dinero y poder, siendo capaces de destruir lo natural para lograrlo. Con rabia llega el cuarto acto llamado “Tu no lo entiendes”, el cual no cuenta con arreglos orquestales y llega a ser la sección más rockera del tema. Aquí se condena directamente a la raza humana, planteando de forma desgarradora que “somos la semilla del caos” y que es realmente una pena tener que pertenecer a esta especie.

La “Sinfonía de Destrucción” llega para cerrar la canción. Con un poema de romance entre la música y la naturaleza, que se une a lo épico del metal sinfónico para dar un manifiesto de esperanza de parte del autor, que se complementa a sí mismo con los sonidos y lo natural. 

Rulo tiene una conexión importante con las calaveras, ya que en sus palabras: “Nos recuerdan que todos somos iguales, no hay ricos, pobres, morenos, blancos, hombre o mujer, gay o lesbiana. Todos somos personas, y todos tarde o temprano nos uniremos con la madre naturaleza, seremos abono, seremos árboles, flores y jardines completos«.

El lanzamiento viene acompañado de su Lyric Video, lo puedes ver a continuación: