El segundo día de este mega evento contó con sucesos que rompieron todo pronóstico en el Parque O’Higgins. Además, fue una jornada de rotundo triunfo para los artistas chilenos.

La segunda jornada de este Lollapalooza Chile 2019 resultó ser una de las que va a quedar en la historia de este mega evento, debido a sucesos que nunca  antes habían ocurrido en el Parque O’Higgins, con un arrollador paso de Paloma Mami, las directas críticas al gobierno chileno de los Portugal The Man y un exitoso y alegre concierto brindado por Américo.

Foto: Francisco Medina/ LollapaloozaCL

Pero todo partió temprano en un día donde las condiciones climáticas fueron amenazantes desde temprano, con una lluvia que se asomaba y que poco a poco se dejó caer durante la tarde, precipitándose con algo de fuerza al final del día. Así fue como Zaturno y Sole salieron al Banco de Chile Stage para darle el comienzo a una jornada que también tuvo a los colombianos de Monsieur Periné.

Mientras tanto, Humboldt y Ases Falsos comenzaron la excelente jornada de artistas chilenos con shows que repletaron el Acer Stage. Pero todo estaba reservado para el Lotus Stage, el cual desde temprano tenía ya un impresionante marco de público para los shows de Gianluca y Tomasa del Real, artistas representantes de la nueva camada de música urbana y que se han ido transformando en sensación de redes sociales.

Paloma Mami rompió todos los récords

Pero todo estaba reservado para la máxima exponente de esta nueva generación: Paloma Mami. La representante del trap, máxima figura de este genero musical, generó algo que jamás había sucedido en todas las versiones de Lollapalooza: saturar por completo un escenario.

Y es que la zona donde está ubicado el Lotus Stage se hizo realmente chica para la impresionante cantidad de público que se congregó en esa zona. Corridas, empujones, codazos, caídas. Pasó de todo para lograr tener un sector donde ver el show y muchos no lo consiguieron y quedaron totalmente fuera de toda visión. El lugar se llenó de una manera abrumadora.

Foto: Matías Delacroix / LollapaloozaCL

La joven de 19 años y nacida en Nueva York, sensación absoluta del momento en la música chilena y con sólo tres canciones publicadas, las cuales han roto todos los récords, dejó una tremenda huella en un Lollapalooza donde quizá subvaloraron los alcance que tiene. Perfectamente, este show de 20 minutos pudo haber logrado carácter de histórico si hubiese sido en uno de los dos principales apostados en la elipse del parque.

La asfixiante multitud, de hecho, preocupó un poco a Paloma Mami que pidió tranquilidad a sus fanáticos, numerosísimo grupo de adolescentes y jóvenes, quienes no dejaron de registrar con sus celulares un solo segundo el show de su artista. Según Culto de La Tercera, la organización informó que se reunieron 12.000 personas y que no hubo colapso, pero la realidad para los que estuvieron presentes fue otra: caótica llegada y aún más caótica salida del sector, en lo que pudo haber bordeado fácilmente las 25.000 personas.

Lo cierto de este día sábado es que Paloma Mami fue el hito más grande, no sólo de este día, sino de los últimos Lollapalooza que se han realizado.

Kidzapalooza para todos

Casi al mismo tiempo del huracán que pasó por el Parque O’Higgins, un poco más hacia el sur poniente del Parque O’Higgins ocurría otro gran momento de este sábado, con un macizo show de Los Pulentos, la recordada banda de dibujos animados, personificados por Sonido Ácido y Vitami.

Invitados estelares de la talla de Pedropiedra, Seo2 y Pedro Foncea, estos cabros chicos grandes dejaron cantando a grandes y chicos, quienes gritaron a todo pulmón que la leche los deja terrible hardcore y que ser piante es algo muy elegante.

Un hermoso momento se vivió en este sector dedicado para los más chicos de la familia con el show que tuvo homenajes a Los Prisioneros con la versión propia «Sudamericans Rapers” y a Los Tres con “Somos tontos no pesados”, también al estilo de Los Pulentos.

Portugal the Man y los mensajes a La Moneda

El huracán de Paloma Mami no fue el único hito de este sábado. En uno de los escenarios principales, los norteamericanos de Portugal the Man dejaron en claro que no se consideran una simple banda de rock, sino los responsables de portar un mensaje proveniente desde la gente y se preocupan de conocer las problemáticas sociales de los lugares donde llegan a tocar.

Así sucedió en Santiago de Chile, donde su música fue acompañado por directos mensajes, en español en su pantalla, pidiendo justicia para Camilo Catrillanca, “No todos somos Chadwick”, apoyo al Pueblo Mapuche, críticas a la privatización del agua y apoyo al borto libre, entre otros tópicos. Palabras que causaban una explosión en el Parque O’Higgins, con aplausos generales de apoyo. En redes sociales sucedió lo mismo, transformado a Portugal The Man en tendencia mundial.

El golazo de Américo

Ya avanzada la noche, el escenario Lotus Stage volvió a tener otro remezón grande y potente. Con una cantidad menor a la de Paloma Mami, pero absolutamente respetable y multitudinaria, Américo saltó a escena en uno de los conciertos más felices que haya brindado. Así lo dejó en claro varias veces, diciendo que lo estaba pasando la raja.

Y es que el chileno más laureado de la música tropical chilena dejó de manifiesto sobre el escenario sus más de 30 años de carrera, dominó de comienzo a fin a un enfervorizado y apasionado público que coreó a rabiar sus más grandes éxitos como “Te Vas” o “El Embrujo”, entre otros, además de los clásicos de su alma mater, la banda ariqueña Alegría, como los inolvidables “Súper Ladrón” y “Mujeres y Cerveza” que armaron una verdadera fiesta como hace años no se veía en Lollapalooza.

Pero sin duda donde Américo anotó un golazo fue en homenaje que le hizo a Jorge González, con quien compartió horas antes de su show, al interpretar su versión muy funkera de “Esta es para hacerte feliz”, el cual se consagró como otro de los momentos altos del día.

Premio al esfuerzo y trayectoria de un Américo que llegó a la cima gracias a su trabajo y que ahora disfrutó uno de sus shows más alegres. Otro artista chileno subvalorado que habría causado real sensación en un escenario principal.

La lluvia y la locura de los Twenty One Pilots

El cierre de la jornada quedó a cargo de aristas como Post Malone, Odezia, Steve Aoki y el chileno Dj Raff, pero todo iba a terminar en lo más alto gracias a los estadounidenses de Twenty One Pilots, uno de los regresos más esperados debido a su agradable música cercana al reggae y el pop, una puesta en escena muy entretenida y locuras que sólo ellos están acostumbrados a hacer.

El show, además, fue amenizado por una tenue lluvia que conforme avanzó el espectáculo comenzó a ponerse más copiosa, lo que sólo consiguió enfervorizar más a los más de 60 mil personas que a esa hora estaban en la elipse del Parque O’Higgins.

Foto: Carlos Muller/ LollapaloozaCL

La banda liderada por Tyler Joseph siempre sorprende en cada presentación, con el frontman corriendo por entremedio de la gente para subirse a la torre de la luz cenital, o a su baterista, tocando sobre el público, enloqueciendo a los asistentes.

No podía cerrarse de otra manera un día sábado, un día loco, un día histórico, un día que se disfrutó a concho.

Fotos: Producción Lollapalooza Chile