El grupo español Fundación Tony Manero habló en exclusiva con ChileFunk para contarnos del temazo “Nos une el Boogie” y sobre nuestro país.

El grupo español Fundación Tony Manero está de fiesta, pues acaban de estrenar en sociedad su nuevo single con el que cierran un exitoso 2019, el cual lleva por título “Nos une el Boogie” y trae ese exquisito sonido tan característico de estos catalanes.

Pese a que esta banda española nunca ha cruzado “el gran charco” para venir a nuestro país, en Chile tiene un importante número de adeptos, pues no existe un amante del funky que no conozca a este ensamble compuesto por 9 músicos que arman una verdadera fiesta sobre el escenario.

Es por eso que en ChileFunk quisimos conversar con ellos en el contexto de esta importante fecha para ellos, entablando una conversación con Lalo López.

El guitarrista de la Fundación Tony Manero nos contó acerca de la gran canción que acaban de estrenar “Nos une el Boogie”, la actualidad del grupo y sobre la contingencia en Chile con la crisis política y social que atravesamos, donde la banda le da todo el apoyo al Pueblo que salió a las calles.

¿Cómo se gestó la creación de su nuevo single?

R: La verdad es que dudamos hasta el último momento de qué tema lanzar como adelanto del disco… El calendario se nos venía encima y todavía estamos enfrascados en la grabación, con lo que teníamos sólo tres canciones listas para editar. Una era un electro-funk muy vacilón, la otra una balada y por último ‘Nos Une El Boogie’.

Descartamos la balada porque después de “Lugares Comunes”, nuestro último disco, creíamos que ya habíamos puesto a prueba suficiente a nuestra gente con medios tiempos. Había que dar caña. Y finalmente el electro-funk cayó porque preferimos lanzar un tema más indicativo del carácter general del próximo disco, un enfoque de pista de baile total. Nos Une El Boogie es un tema de buen rollo al máximo, de hermandad a través del baile, y también representa el momento en el que estamos, gente en los 40 que todavía ama bailar y un buen tema Disco.

¿Qué diferencia podemos encontrar con su anterior disco?

R: Como te decía nuestro anterior disco era un trabajo más introspectivo, había una necesidad de apartarse del camino lúdico y mostrar una vertiente más familiar y cotidiana. En la banda tenemos eso, combinamos discos muy fiesteros con experimentos que nos sirven para sacar diferentes facetas de nosotros mismos. Es un ejercicio muy sano creativamente, aunque a veces causes perplejidad a tus fans… Pero han de entender que, si esto es nuestra vida, tenemos que mostrar esas facetas también para ser coherentes. En definitiva, que nos salió un disco relajado, que además hicimos sin vientos. Nuestro próximo disco, que saldrá a la calle en marzo del 20, será lo contrario, porque es una vuelta a los orígenes más Disco de la banda, pero mantiene cierta unión con «Lugares…» a nivel de tono en las letras. No hay pie a la nostalgia, mostramos nuestro día a día como funkeros en los 40, con niños pequeños, nuestros problemas de pareja, achaques y dolores de cabeza, y todo con humor e ironía.

Y bueno, los vientos están de vuelta, y nuestro nuevo teclista, Álex, está aportando muchas locuras muy guapas. Va a ser un disco ultra-funk!!!

¿Qué se espera para La Fundación este 2020?

R: Pues nuevo disco, nueva gira, esperamos que muchos conciertos y siempre una renovación de nuestro contrato con el Disco-funk. Un nuevo trabajo es un nuevo niño que hay que cuidar y mimar, hay que prepararle un buen directo, y mostrarlo a nuestra gente para que se lo pasen en grande. El 2020 va a estar movido, y el 2021 trae el 25 aniversario del grupo, así que agárrense los cinturones.

La Fundación Tony Manero tiene muchos fans en Chile… ¿A qué creen que se debe si nunca han venido? 

R: Es una pregunta difícil, porque nada nos gustaría más en la vida que ir a Chile y a Latinoamérica. Es un sueño que tenemos desde hace mucho tiempo. Y si no vamos para allá es porque no hacemos encontrado la manera, los contactos con promotoras. Una banda de 10 personas es muy difícil de mover, los gastos en viajes son grandes, y los promotores han de asumir grandes riesgos para obtener unos beneficios inciertos. Pero seguiremos trabajando hasta el último aliento en ello, porque de verdad que sería un sueño hecho realidad poder cruzar el charco y venir a funkear con ustedes. 

¿Cómo magnifican el hecho de llegar a países tan distantes como el nuestro?

R: Es algo que te causa una satisfacción tremenda. La música es comunicar y llegar a la gente con tus canciones, y conseguir conectar con gente de otro continente es algo muy especial. Cuando empezamos cantando en inglés, enseguida nos dimos cuenta que estábamos desperdiciando las posibilidades que tenía el castellano de poder conectar con nuestros hermanos y hermanas latinoamericanas, y grupos como Los Amigos Invisibles nos hicieron ver qué había un mercado muy grande para la música que hacíamos, así que no dudamos en empezar a componer en nuestra lengua.

 ¿Qué conocen de la música chilena en general?

R: Somos muy fans de históricos como Los Tetas, y seguimos en la actualidad a C-Funk con entusiasmo. Sabemos de la escena funk chilena por el trabajo que llevan tiempo haciendo desde ChileFunk, y siempre tenemos los oídos abiertos a todo lo que publican en sus canales en la red.

 ¿Alguna idea de visitar Chile?

R: Por el momento sigue siendo un deseo. Esperamos que surja la ocasión en algún momento, ojalá sea a raíz de la publicación de nuestro nuevo disco en 2020.

Chile y Barcelona atraviesan por situaciones sociales complejas ¿Cómo se ve el conflicto que vive Chile allá en España?

R: Como hijos de gente comprometida con su tiempo y siempre atenta a lo que sucedía a nivel político y social en Latinoamérica, vivimos con dolor toda la etapa de la Dictadura de Pinochet y con esperanza el final de tan terrible régimen. La llegada de la Democracia a Chile la recibimos con alegría, pero es cierto que desde Europa dimos muy temprano por supuesto que la transición a una Democracia sería plácida. Escuchábamos de la etapa Michelle Bachelet que había cambios sociales, pero Chile desapareció un poco de las noticias hasta el estallido social de los últimos meses, que nos ha hecho ver que no hubo una transición real en muchos aspectos.

Apoyamos todas las demandas de mejora de pensiones, educación y salud de amplios sectores de la sociedad chilena. Estamos hablando de justicia social y de revertir políticas neoliberales salvajes, y nadie puede estar indiferente ante esa lucha. Esperamos que cese la represión salvaje de policía y ejército y que se consigan los cambios que la sociedad civil están pidiendo.

Lo sucedido en Catalunya es distinto, hay un conflicto político relacionado con las aspiraciones nacionales de una parte importante de la sociedad catalana, que no se siente representada por el Estado español, y ha salido a la calle a pedir diálogo y el derecho de autodeterminación. 

Por último, dejen un mensaje a todos sus fanáticos chilenos que leerán la entrevista

R: Sólo agradecer a toda la gente que nos sigue en Chile y nos da su apoyo, y decirles que les amamos profundamente y que la Fundación Tony Manero les seguirá haciendo bailar mientras nos aguante el cuerpo.