La artista nacional que busca darle un nuevo aire al Soul chileno, conversó con ChileFunk sobre su visión de la música, su mensaje y los ideales que la mueven en este arte.

Hace algunas semanas te mostramos a Ania Ivania, una joven sureña oriunda de Puerto Montt que comenzó su carrera musical lanzando “Aire”, el primer single de muchos más que se vienen y que sacudió al Soul chileno con una propuesta fresca, nueva y con un mensaje inspirador que no pasó desapercibido.

Con tan sólo una canción, Spotify la destacó de inmediato en una de las playlist editoriales llamada “Novedades Viernes Chile”, posicionándola en un listado con grandes exponentes nacionales e internacionales, dejando en claro la proyección que tiene como cantante.

Letras llenas de optimismo, paisajes sureños donde creció y una música suave, amena y rica de escuchar, Ania Ivania comenzó este camino en la escena nacional, pero que ya lleva avanzando desde hace años atrás, pues tal como nos dijo, “soy mujer, música y cantora desde muy niña y con el paso del tiempo empecé a componer mis propias creaciones desde el sur de Chile”.

Esta joven, que se describe como una “mujer crespita muy alegre, buena onda y muy positiva”, conversó con ChileFunk sobre sus ideales, sus próximos pasos y visión de la música nacional.

¿Cómo nació esta beta artística? ¿Hubo alguien que influyó en que fueses artista?

“Desde la infancia se me desarrolló. De alguna manera destaqué entre mis pares por participar siempre cantando desde muy niña. Siempre me incliné por la música y el canto y sentí mucho amor por este arte. Mi mamá fue de mucha importancia porque me metió a talleres de canto, guitarra y música desde muy pequeña y por eso estoy aquí, dándolo todo ahora.

Empecé a componer mis primeras letras a eso de  los 18 años,estaba en una banda con 9 hombres y aveces me daba lata de tener que cantar letras en las que no me sentía del todo identificada. Éramos una banda funky en el sur, pero  duró un par de años, ya que al tiempo varios migramos buscando oportunidades para estudiar y seguir desarrollándonos”.

¿Cuál es el mensaje que quieres entregar con tus canciones?

“Me gustaría que la gente se sienta feliz y tranquila con mis canciones. Transmitir esa energía positiva y resiliencia pa los corazones jeje, porque a pesar que pasen cosas malas y que el paisaje se vea negro, tenemos harto por lo que  se puede agradecer, como la salud, el techo que uno tiene, los cercanos,el amor. 

Hay cosas que parecen ahogarnos, pero si uno mira más allá, te puedes dar cuenta que están pasando cosas buenas, las cuales damos por hecho, pero al fin y al cabo siguen siendo un regalo.

 Me gustaría transmitir esa energía positiva a la gente y por eso mis canciones son más visuales, para que puedan contemplarlas y recibir ese mensaje.

Quiero entregar un mensaje de amor, pero no de ese romántico, sino amor fraterno, de paz, esperanza, de tirar para arriba y de contemplarnos a nosotros en lo cotidiano y reflexionar en qué estamos haciendo para mejorar las cosas”.

¿Cómo definirías tu estilo?

“Es bien complicado, porque es encasillarte en algo y en lo personal no me gusta. La música que estoy trabajando con Alfredo Tauber en la banda va de la mano con el Soul, donde está presente mi raíz funky. También tengo canciones que son más folk, entonces podría definirlo dentro de esta camada de neo soul más renovado con estos tintes y con esta esencia bien sudamericana con fuerza austral que hace que la música no suene como un soul gringo, sino latino, por todas las influencias que tengo”.

¿Qué te entrega el sur de Chile para tu música?

“Me entrega todo. La nostalgia de no estar ahí, de sentirme arrancada, pero pertenecer ahí. Me entrega la calma, crecí a pocos metros del mar y eso me entregaba mucha tranquilidad y paz en los días grises y de lluvia que abundan en Puerto Montt,el mar es único en su sabiduría y grandeza, hay que cuidarlo.

El paisaje del sur de Chile es evidenciarme en lo cotidiano y en la añoranza de querer estar allá, de amar todo completamente. El sur de Chile es fundamental en este andar de cantautora, porque los paisajes me hacen sentir viva y parte de la naturaleza, no como en la ciudad grande donde todo va muy rápido y si te caes a nadie le importa. Mantengo esa esencia sureña de sentirnos paisaje, de sentirme sur”.

¿Qué significa para ti hacer música en Chile?

“Para mí hacer música en Chile es Resistencia.

Hacer mi música siendo mujer es distinto a que fuese un hombre, porque tocar en un contexto donde el 80% son hombres a veces se torna difícil, sobre todo cuando nadie nos conoce y nos toca estar demostrando, el porqué y para qué estamos aquí . Nos toca resistir y muchas veces ser mano dura con ciertas visiones que tienen de las cantantes mujeres, y a su vez, somos  resilientes viviendo en un mundo lleno de machismo. 

Hay que construir una nueva realidad y eso implica resistir, porque aún existen  muchos espacios de música en los que sólo se sigue considerando musica de hombres,y  en muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de esforzarnos doblemente para ser consideradas. Me gustaría que las mujeres nos sintamos tranquilas haciendo música en Chile. Debo confesar que admiro a muchas músicas chilenas que se la juegan al 100% en este quehacer, ellas me inspiran a seguir dándolo todo. 

Igual tengo la dicha de contar con una banda bacán, estoy agradecida del equipo que me acompaña en este viaje musical, mis compañeres me apañan en cada una de mis locuras, dandole entre todos un sazón  único a estas canciones.”.

¿Y qué te parece la escena musical femenina chilena?

“Hay una escena chilena que me gusta mucho, artistas como La Niña Tormenta, Mora Lucay, Yorka,Dadalu, Carmen Lienqueo, Las Sube. A la Mariel Mariel la vacilo mucho,me gusta mucho la Dani Conejero, la Valentina Rodriguez, la Vanessa Valdez  y la Ana Tijoux. Todas, son mujeres que lo han dado todo por romper ciertos estereotipos y que abren camino en un circuito que antes estaba aún más cerrado para nosotras. Me veo reflejada en el hecho que muchas aún resisten sabiendo que no van a recibir la justa  retribución de lo que vale su trabajo, pero su amor por la música las mantiene batallando.

Personalmente, he sentido alto apañe con la música que estoy haciendo y eso me pone muy contenta y me dan ganas de seguir adelante. Me gustaría verme, en cinco años más, haciendo música como ahora, aprendiendo siempre de la vida. Dándolo todo,un poco más segura de los pasos que quiero ir tomando pero con la misma convicción y energía. Pero por sobre todo,todo todito, seguir cantando, aprendiendo, amando  y aportando en lo que se pueda”.

Este viernes 5 de julio estrenas tu segundo single «Olas», donde exploras el Reggae, ampliando tu camino en la Música Negra

«Está inspirada en Metri, una playa que queda en Puerto Montt camino a la Carretera Austral. Toda la gente que ha ido a Metri sabe que es un lugar mágico, donde pierdes el paso del tiempo, y te quedas pegado entre las olas, las rocas gigantes y las toninas que de repente aparecen.

Metri es un lugar hermoso, uno de mis lugares favoritos en la vida y ese coro nació un día que estaba en la playa con mis amigas tocando guitarra, improvisando lo canté y a todas se nos pegó y naturalmente surgió este Reggae.

Por último, deja un saludo a todos los que leerán esta entrevista

“Un abrasoul  a todos los que leyeron mis palabras y quiero dejar a todos invitadisimos a escuchar mi música que nace directamente del corazón, está hecha con mucho amor, cariño, fuerza y entrega. Invitarlos a todos a que sean parte de este proyecto y que escuchen mi Spotify y todas las plataformas de música en streaming. Se vienen más cosas nuevas y con mucha humildad los invito a esperarla. Quiero que sean parte del concierto del 8 de agosto donde estrenaré todo en el Teatro del Puente”.